Marina Barredo (viola), Ricardo de Lucas (contrabajo) e Iñigo Coto (violín) se conocieron cursando sus estudios en el conservatorio siendo unos adolescentes influidos por el metal, el folk y el rock&roll. Después, cada uno siguió su camino con sus correspondientes años de formación en el extranjero y colaboraciones con orquestas y grupos profesionales. Años más tarde, unifican su necesidad de crear algo propio que defina su forma de entender la música y deciden buscar otras vías de expresión. De su fascinación por la txalaparta conocen a “Kimu Txalaparta” (Sergio Lamuedra y Txomin Dhers) con quienes empiezan a trabajar y así fundan Basabi. Desde 2018 no han cesado en su empeño por popularizar la música clásica y difundir la txalaparta fuera de sus espacios habituales. 

El sonido de la txalaparta transforma la sonoridad de los instrumentos de cuerda en una disciplina más viva y orgánica creando espectáculos con el signo común de la accesibilidad y la experimentación. De esta forma el grupo inventa un lenguaje propio que responde al ideario de sus componentes: huir de las limitaciones y de las etiquetas.  

Desde su creación en 2018 han colaborado con múltiples artistas (el fotógrafo y músico Javier bejarano, el bailarín y coreógrafo Mikel del Valle, el artista plástico Mikel Belascoain, las compositoras Haizea Huegun y Maria Mendoza y el grupo musical kalakan). En el plazo de 6 años han desarrollado  4 espectáculos (Bakun, Kronos, Emeki y Oma) basados en disciplinas artísticas diferentes (Danza, visuales y canto) y han actuado en múltiples teatros como campos elíseos de Bilbao, Victoria Eugenia en San Sebastián, Berango Antzokia entre otros, salas como la sala cúpula y Bilborock en Bilbao entre otras y festivales como los de Musikaire, Santas Pascuas o Noia Harp Fest entre otros.

Integrantes

BASABI ha colaborado y participado con: 

Mikel Belascoain, Kalakan.
 

Con BASABI han colaborado:

Javier Bejarano, María Mendoza, Haizea Huegun.

Por Basabi han pasado y siguen pasando:

Alicia Griffiths (Arpa), Mikel del Valle (Bailarín y coreógrafo), 

Ane Arteche (Arpa), 

Comencé los estudios musicales a los 19 años en Bilbao para terminar los estudios superiores en la especialidad de violín en “Musikene” bajo la tutela de Catalin Bucataru.

Me formé de manera autodidacta en el mundo de la composición y en los entresijos de la armonía de la mano de Itziar Larrinaga. Asisto a cursos, seminarios, conferencias y talleres de C. Bernaola, J. Torre, Philippe Hurel, Jean- Luc Hervé, entre otros para seguir los estudios con Milena Perisic.

3er premio IV Concurso de Composición para coros “Gran Premio BAE”.

Colaboré en diversas orquestas como la BOS, Orquesta Cabaletta (Zaragoza), Conductus Ensemble, Orquesta de Cámara del Maestrazgo (Teruel), La Invención Armónica, Kammerphilharmonia del País Vasco entre otras.

He participado en la grabación de numerosas Bandas Sonoras de cortos y películas y como músico colaborador y de estudio.

Actualmente soy violinista, compositor y arreglista (facetas éstas dos que empiezan a marcar mi camino musical),de la agrupación neoclásica BASABI y de la banda de Folk Americano “The Old Timey String Band”, con las que cuento con varios  discos en el mercado.

En el mundo de la docencia regento, junto a su mujer, mi propio centro de estudios “Musikan”.

Nacido en 1989 en San Juan de Luz, completó sus estudios de piano y a los 15 años comenzó con la txalaparta. Entre sus maestros se encuentran Artze y Beltrán y durante 10 años tocó con el nombre de «Ttikia eta Handia» entre otros en París, Madrid y Budapest. En 2017 se unió a Sergio Lamuedra en el grupo «Kimu Txalaparta». Ese mismo año se formó el grupo «Basabi» y Kimu se unió con la txalaparta. Con el 1er CD sacaron el proyecto «Kronos» y ahora lanzan el 2º con el nombre «Oma».

También participa en grupos como Xiberoots, Maïru, Txaptrax y Txalaize.

En 1988 cursé estudios durante 5 años en la Escuela de Txalaparta de Hernani con Juan Mari Beltran, profesor pionero en la enseñanza del instrumento. Desde entonces, llevo vinculado a la innovación y la enseñanza de la txalaparta con plena dedicación.

He colaborado en multitud de trabajos discográficos (Luis de Pablo, Ismael Serrano, Briganthya, etc.). También he recorrido diversas ciudades con la txalaparta (Manila, Managua, París, Bruselas, Edinburgo, Berlín, Frankfurt, etc.). Actualmente soy profesor en Donostia, Zarautz, Arrasate y Usurbil. Soy también txalapartari en KIMU Txalaparta y BASABI.

Comienza sus estudios de contrabajo en el conservatorio de Getxo. Posteriormente estudia grado medio con Christoph Filler en el conservatorio de Leioa. 

Estudia superior de contrabajo en ESMUC, Superior de Salamanca y posteriormente en Musikene.

Ha tenido la oportunidad de estudiar con profesores de renombre internacional como Thomas Martin, Antonio García Araque, Giuseppe Ettore, Wolfgang Güttler. 

Ha colaborado con las orquestas sinfónicas más importantes del estado y trabaja habitualmente con la Sinfónica de Bilbao y la Sinfónica de Navarra. 

En el ámbito de la música de cámara y contemporánea, es miembro fundador de Xare Labotateguia y ha colaborado con Kuraia ensamble.

Imparte clases de contrabajo en el proyecto social Etorkizuna Musikatan y tiene estudios de gestión cultural con la EOI.

Con 5 años empecé a tocar el violín. Tras estudiar violín y viola en el Conservatorio de Bilbao me fui a estudiar al Real Conservatorio de La Haya y a la Academia Barenboim-Said.

He tocado con jóvenes orquestas como la JONDE, la Gustav Mahler y la European Baroque Orchestra, con Orquestas profesionales como la Real Sinfónica de Sevilla o la Sinfónica de Navarra, con grupos de música antigua como la Orquesta Barroca de Sevilla, de Granada, Accademia del Piacere y Propitia Sydera. Fundé mi propia orquesta barroca, NCB, con la que recorrí las principales ciudades europeas tocando (Londres, Lyon, Edimburgo, Padua, Oxford).

Actualmente me dedico a tocar por placer, a hacer colaboraciones con gente que me interesa y a dar clases en el conservatorio que me vio crecer.  Hace unos años empecé este proyecto personal llamado BASABI con el que llevo dos discos y un montón de festivales preciosos haciendo lo que nos gusta. Solo tengo una certeza: lo que sientes a través de la música no es comparable a nada